Ignaciomartinblog

En 2015 nuevas reglas del IVA para los productos o servicios digitales

En 2015 nuevas reglas del IVA para los productos o servicios digitales

CompartirShare on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookPrint this pageEmail this to someone

 

Una de las novedades que incorpora la reciente “Reforma Fiscal” es una nueva fiscalidad en materia del IVA para los denominados productos o servicios digitales, introduciendo nuevas reglas de localización de los servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión y televisión y de las prestaciones de servicios efectuadas por vía electrónica.

Hasta la fecha, las prestaciones de servicios de empresas a consumidores finales por parte de empresarios de la Unión Europea se gravaban en el país del proveedor, mientras que si el prestador es un empresario establecido fuera de la Unión Europea, el servicio se localiza donde esté establecido el destinatario (servicios electrónicos) y donde el servicio sea utilizado de forma efectiva (servicios de telecomunicaciones y radiodifusión y TV).

Bandera EU 2Sin embargo, a partir de 1 de enero de 2015, y conforme a las reglas de localización introducidas en la Directiva 2006/112/CE por la Directiva 2008/8/CE, de 12 de febrero de 2008, incorporadas a nuestro ordenamiento interno por la Ley 28/2014, de 27 de noviembre, por la que modifican entre otras la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido, los servicios prestados a un consumidor final pasan a gravarse en el lugar donde el destinatario esté establecido, tenga su domicilio o residencia habitual, independientemente del lugar donde se localice el prestador de tales servicios. Ello obliga, entre otros extremos, a conocer el tipo de IVA aplicable en toda la Unión Europea.

Esta nueva regulación pretende dar respuesta al desequilibrio fiscal que existía entre los países de la Unión Europea que favorecía a grandes empresas como Amazon, Google y Twitter establecidas en terceros países, como Luxemburgo, con un IVA reducido.

Una consecuencia de la aplicación de las nuevas reglas de localización será que las empresas y profesionales de cualquier país no comunitario que vendan servicios o productos digitales a consumidores de la Unión Europea tendrán la obligación de recaudar también el IVA, lo cual tiene una incidencia especial en España para los prestadores de servicios localizados en Canarias y en Melilla.

Para facilitar la gestión del Impuesto, se establece a nivel europeo un portal web de “mini ventanilla única” o “Mini One-Stop Shop” que permite a los sujetos pasivos liquidar el Impuesto adeudado por la prestación de dichos servicios en el Estado miembro en que estén identificados, evitando tener que registrarse en cada Estado miembro donde realicen las operaciones. En España, este portal será gestionado por la AEAT.

El cambio en el lugar de tributación viene acompañado de dos regímenes especiales opcionales:

  • Régimen exterior a la Unión: aplicable a empresarios o profesionales que no tengan ningún tipo de establecimiento permanente ni obligación de estar identificado a efectos del IVA en ningún Estado miembro de la Comunidad. Se trata de una ampliación del régimen especial de los servicios prestados por vía electrónica previsto en los suprimidos artículos 163 bis 163 quáter LIVA a los servicios de telecomunicaciones y de radiodifusión o TV. El Estado miembro de identificación será el elegido por el empresario.
  • Régimen de la Unión: aplicable a los empresarios o profesionales europeos que presten servicios de telecomunicaciones, de radiodifusión o TV y electrónicos a los consumidores finales en Estados miembros en los que no tenga su sede de actividad económica o un establecimiento permanente. El Estado miembro de identificación será aquel donde tenga la sede de actividad económica o un establecimiento permanente.

Asimismo, también debe tenerse en cuenta la normativa comunitaria que desarrolla la Directiva IVA en este aspecto y que resulta directamente aplicable en cada uno de los Estados miembros: el Reglamento de Ejecución (UE) no 1042/2013, del Consejo, de 7 de octubre de 2013 y el Reglamento de Ejecución (UE) no 967/2012 del Consejo, de 9 de octubre de 2012.

Esperemos que esta nueva reglamentación permita conseguir el resultado perseguido y que no se transforme en una nueva carga para la pequeña y mediana empresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

Menú